Print

News: La ACLU responde al anunció del presidente sobre la reforma migratoria

La ACLU aplaudió el anuncio del Presidente Obama de priorizar la reforma migratoria federal, y enfatizó la necesidad de crear un sistema con sentido común que sea justo, y respete los derechos civiles de todos.

"Mientras que hay componentes del plan del Senado que otorga a millones de ciudadanos aspirantes el estatus legal que merecen para vivir"

El discurso del presidente en Las Vegas se realizó poco tiempo después de que un grupo bipartito de senadores—"el Gang de los ocho" ofreció su propuesta. La ACLU ha divulgado un esbozo de reforma migratoria, el cual urge a los políticos a que aseguren la adopción de un conjunto crucial de prioridades que garanticen la protección de los derechos civiles de las personas.

"El plan del presidente de trabajar con el Congreso en una hoja de ruta hacia la ciudadanía es una indicación clara que encarar los problemas de inmigración de nuestro país es una prioridad para su segundo término," declaró Anthony D. Romero, director ejecutivo de la ACLU. "Mientras que hay componentes del plan del Senado que otorga a millones de ciudadanos aspirantes el estatus legal que merecen para vivir, trabajar y criar sus familias sin miedo; otros, como el exigir que se utilice E-Verify y que se continúe con gastos innecesarios y derrochosos en la frontera, plantean preocupaciones importantes con respecto a los derechos civiles."

La colaboración bipartita del "Gang de los ocho," sumado a años de lucha por parte de grupos dedicados a la defensa de los inmigrantes que nos llevan a este estado de discusión sobre la inmigración deben ser aplaudidos, declaró Laura W. Murphy, directora de la Oficina Legislativa de La ACLU, la cual presenció el discurso personalmente. "A lo largo de las siguientes semanas y meses, el Congreso y la administración, con la dirección del pueblo estadounidense, deben trabajar para promulgar legislación que asegure que 11 millones de aspirantes a ciudadanos que enfrentan detención, deportación y la separación de sus familias sean otorgados legalidad constitucional y la promesa de igualdad para todos, y sean garantizados un proceso debido."

La ACLU ha estado al frente del movimiento sobre los derechos de los inmigrantes por 25 años. Aparte de abogar por un plan federal de inmigración con sentido común, la ACLU ha ayudado a bloquear la mayor parte de las leyes anti-inmigrantes modeladas en la ley de Arizona, lucha en contra de detenciones y prácticas abusivas e inhumanas, y continúa exponiendo un rango de problemas como lo es el programa de E-Verify.